¿Qué es el curetaje dental y cómo se realiza?

Publicado por acuabit el 16/05/2018. Categoría: Blog, Odontología

Las enfermedades periodontales están a la orden del día, como la gingivitis y la periodontitis, mostrándose como uno de los principales problemas bucodentales, tal y como lo indica la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA).

Este tipo de enfermedades afectan directamente a las estructuras que sostienen las piezas dentales, moviéndolos a medida que va avanzando la enfermedad, hasta el punto de que los dientes podrían llegar a caerse.

Entre los tratamientos periodontales más efectivos destaca el curetaje, que se muestra como la opción más recomendada para tratar de frenar una enfermedad periodontal y ponerle solución.

¿En qué consiste un curetaje dental?

Un curetaje dental es de algún modo, una limpieza dental profunda. Con el curetaje dental se raspan y alisan las encías, con el objetivo de eliminar el sarro acumulado en ellas, y que ha ocasionado lo que se conoce como bolsas periodontales, que son a su vez el principal rasgo clínico que mejor evidencia el padecimiento de una enfermedad periodontal.

Las bolsas periodontales son unos surcos que aparecen entre la encía y el diente, que van creciendo según la enfermedad avanza.

¿Cómo se realiza?

Al realizarse un curetaje dental se raspan y alisan las encías utilizando unos instrumentos conocidos como curetas, las cuales varían en tamaño, longitud y angulación según el área que se vaya a tratar.

Antes del raspado y alisamiento, es recomendable llevar a cabo un análisis microbiológico para conocer las bacterias que han infectado la zona, así como una medición de los niveles de sarro, para compararlos una vez finalizado el tratamiento.

En la mayoría de casos será necesario aplicar anestesia local para acceder a las bolsas periodontales y poder limpiarlas correctamente.

Se comienza con el raspado para acabar con el sarro, y después de alisa la raíz del diente.

¿Es doloroso el curetaje dental?

El curetaje dental duele cuando la profundidad de las bolsas periodontales es elevada, así como cuando la cantidad de sarro es excesiva, o el paciente es especialmente sensible.

Si por el contrario las bolsas no son excesivamente profundas, el tratamiento apenas producirá molestias, más allá de la extraña sensación provocada por el raspado.

Las mayores molestias llegarían una vez finalizado el curetaje, ya que los dientes se mostrarán más sensibles, pudiendo provocar sangrado durante los primeros días.

Diferencias entre limpieza dental y curetaje

Como ya hemos comentado, el curetaje no se distancia en demasía de la limpieza dental. La principal diferencia está en que una limpieza dental se le practica a una persona con una buena salud bucodental, mientras que el curetaje se aplica únicamente en personas con periodontitis.

Otra diferencia está en el raspado y alisado de las encías, que es mucho más profundo que en una limpieza convencional, con el objetivo de acabar con el sarro acumulado entre la encía y el diente.

Y también hay que destacar la periodicidad de cada tratamiento, ya que mientras se recomienda realizarse una limpieza dental una vez al año, el curetaje deberá llevarse a cabo cada 4-8 meses para controlar que el tratamiento esté dando resultados.

En nuestra Clínica Dental en Granada el curetaje es uno de los principales tratamientos dentales que llevamos a cabo entre nuestros clientes, con el objetivo de solucionar todos sus problemas y que puedan disfrutar de una buena salud bucodental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información