¿Por qué la infección de muelas está relacionada con el dolor de oído?

Publicado por acuabitadmin el 5/09/2019. Categoría: Blog

La infección de muelas es uno de los principales problemas bucales en la sociedad actual, causada en la mayoría de casos por una mala higiene bucodental y por la aparición de caries, que suele ir acompañada de fuertes y desagradables dolores no solo en la boca, sino también en el oído e incluso de garganta.

De hecho, la infección de muelas está estrechamente relacionada con el dolor de oído, especialmente cuando se trata de la infección de una de las muelas del juicio, debido a que ésta no tiene espacio suficiente y daña las encías.

Esto en muchos casos es un problema, puesto que el dolor de oído podría confundir la infección de muelas con otra diferente, provocando problemas mucho más graves en el futuro.

Infección de muelas y dolor de oído: ¿por qué van cogidas de la mano?

Que la infección de muelas y el dolor de oído estén tan relacionados se debe a que los nervios y otros tejidos de la zona de la boca y del oído se encuentran muy cerca, lo que propicia que el dolor en una zona pudiera transferirse a otra.

Esto hace que el dolor, la sensación de presión o zumbidos en el oído puedan ser síntomas de sufrir una infección de muelas, por lo que en ese caso sería recomendable acudir lo más rápidamente posible a tu dentista para descartar una infección de muelas que pudiera desembocar en bruxismo o una infección de encías.

Las muelas del juicio son las que más problemas auditivos provocan, ya que están situadas justo a la misma altura que los conductos auditivos, pudiendo llegar a provocar fuertes molestias.

¿Cómo tratar una infección de muelas?

Antes de extraer una muela infectada, se recomienda tratar la infección de muelas con los correspondientes antibióticos o analgésicos recetados por el especialista. Una vez estos medicamentos hayan hecho su efecto y se haya mejorado la infección, se deberá actuar en concordancia al estado en el que quede la muela.

La principal opción siempre será conservar la muela, pero en algunos casos es necesaria su extracción para evitar posibles infecciones en el futuro.

En caso de que la infección de muela esté causada por una caries, también podría solucionarse mediante un empaste que impida que las bacterias puedan acceder al interior de la pieza dental.

Mientras que si la infección la causa una enfermedad periodontal como la gingivitis, será necesario realizar una limpieza dental profesional, y así reducir la infección de los tejidos blandos. Si el interior y el nervio de la muela están dañados, será necesario realizar una endodoncia.

Síntomas de una infección de muelas

Más allá del dolor de oído, hay otros síntomas que evidenciarán que tienes una infección de muelas. Si experimentas cualquiera de los siguientes, te recomendamos que pidas cita en tu dentista lo antes posible:

  • Inflamación y enrojecimiento de las encías.
  • Dolor en la zona afectada y zonas contiguas.
  • Mal aliento o halitosis.
  • Sensibilidad dental al frío y al calor.
  • Dolor de garganta.
  • Fiebre y malestar general.
  • Inflamación de la mandíbula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información