¿Qué es el apiñamiento dental?

Publicado por acuabit el 14/12/2017. Categoría: Blog, Odontología, Ortodoncia Estética

El apiñamiento dental se muestra como uno de los problemas dentales que se da con mayor frecuencia y, que a su vez, más se trata de corregir a través de la ortodoncia. Consiste en una mala colocación o alineación de los dientes en las piezas dentales de la encía, producida principalmente por la falta de espacio.

Los dientes apiñados además de ofrecer una mala sensación a nivel estético, ya que aparecen amontonados entre sí y fuera de su sitio, también pueden provocar consecuencias negativas para nuestra salud, por lo que es conveniente tratarlos.

Existen diferentes tipos de apiñamiento dental, que dependerán del grado de apiñamiento de cada paciente: leve, moderado o severo.

Causas y consecuencias del apiñamiento dental

Las causas por las que se da el apiñamiento de los dientes son tres:

  • Apiñamiento primario: las personas que lo sufren tenían antecedentes familiares con este problema.
  • Apiñamiento secundario: pérdida prematura de los dientes de leche y/o malos hábitos bucales durante la infancia.
  • Apiñamiento terciario: el apiñamiento llega a través de la erupción de los molares.

Mientras que las consecuencias de tener los dientes apiñados son las siguientes:

  • Problemas de higiene dental: existen zonas de difícil acceso para los cepillos de dientes, acumulando bacterias que producen la inflamación de la encía.
  • Problemas estéticos: aunque son los menos importantes, los problemas estéticos son los que más preocupan a la gente.
  • Problemas de mandíbula: los dientes apiñados afectarán a la mandíbula y a todo el sistema óseo de la boca, debido a que las piezas dentales no encajarán al cerrar la boca.

 ¿Cómo prevenir el apiñamiento de los dientes?

No existe ningún método preventivo para evitar el apiñamiento de los dientes como tal. Lo mejor para evitarlo y solucionarlo cuanto antes es acudir periódicamente al dentista y, en el caso de los más pequeños, hacerles revisiones con frecuencia y desde temprana edad. Se recomienda la primera visita a partir del año.

En aquellos casos de apiñamiento secundario, sí que existen una serie de prácticas que ayudarán a prevenir el apiñamiento:

  • Cambio del biberón al vaso
  • Reducir progresivamente el uso del chupete o artículos para los dientes
  • Evitar que el niño succiones su pulgar

Soluciones para el apiñamiento dental

Dentro de las soluciones para el apiñamiento dental, hay que destacar los tratamientos de ortodoncia por encima del resto, ya que son los más eficaces con gran diferencia. Eso sí, en función del tipo de apiñamiento así como de la edad del paciente, se optará por una técnica de ortodoncia u otra.

En los niños de entre 7 y 11 años, la técnica de ortodoncia imperceptiva es la más utilizada, ya que corrige la mala colocación de los dientes cuando todavía se encuentran en edad de crecimiento, actuando directamente sobre los huesos maxilares.

En el caso de los adolescentes y las personas adultas, existen diferentes tratamientos de ortodoncia que variarán en función de cada caso. Aquí hay que destacar las técnicas de la exodoncia o el stripping.

De modo que ya lo sabes, si tú o tu hijo pequeño sufrís de apiñamiento dental, pedir cita en el dentista y ponerle solución. No esperéis más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información