¿Qué tipos de brackets existen?

Publicado por acuabit el 22/09/2017. Categoría: Blog, Ortodoncia

La ortodoncia es algo por lo que toca pasar a un gran número de personas, especialmente cuando se encuentran en edad infantil, con el objetivo de controlar el movimiento de los dientes, mejorar su posición y por tanto, su estética. Un método muy eficaz que se puede llevar a cabo a través de diferentes técnicas, entre las que los brackets desempeñan un papel protagonista.

Es la más habitual de todas, y es que existe una gran variedad de tipos de brackets diferentes que consiguen poner solución a distintos problemas: corregir la manera de morder, solucionar la oclusión dental defectuosa, alinear los dientes, encajar los maxilares, etc.

¿Para qué se utilizan los brackets?

Los brackets se utilizan para corregir aquellos defectos que hayan podido aparecer en la forma, la posición o la relajación de los dientes. La mala alineación y el amontonamiento de dientes son las anomalías más frecuentes que se pretenden solucionar con los brackets.

Se encargan de desplazar individualmente todos los dientes hacia la dirección correcta. Y aunque por lo general los brackets los encontramos en los niños pequeños y adolescentes, es totalmente apta para cualquier edad, mejorando la estética de la boca y también la funcionalidad de los dientes.

¿Cuántos tipos de brackets existen?

Existen muchos tipos de brackets, cada uno con diferentes propiedades que ofrecen una serie de ventajas para la ortodoncia. En función de cada caso, será el ortodoncista el que decida qué tipo de bracket se adapta mejor a tus necesidades bucales:

  • Brackets de zafiro: son posiblemente los mejores a nivel estético, por ello son los más elegidos en el caso de los adultos. Totalmente transparentes, están fabricados con cristal de zafiro, mostrando el color natural de tu diente y pasando mucho más desapercibidos.
  • Brackets autoligables: son los que consiguen resultados en el menor tiempo posible. Disponen de una serie de anclajes que facilitan los movimientos en los dientes. Se fijan a fácilmente los brackets a través de unas pestañas, sin necesidad de utilizar ligaduras.
  • Brackets transparentes: este tipo de ortodoncia es conocida como Invisalign, y consiste en la utilización de unas férulas transparentes fabricadas a las medidas de cada paciente.
  • Brackets metálicos: y por último están los de metal, que son los más convencionales y los que más se utilizan entre los pequeños. Muy económicos frente a otras alternativas, solucionan el problema de forma eficaz y segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información