¿Qué es un implante zigomático?

Publicado por acuabit el 10/01/2019. Categoría: Blog, Implantes Dentales

Si has perdido uno o varios dientes pertenecientes a la arcada superior, es importante que le pongas solución cuanto antes, ya que de lo contrario el hueso maxilar se reabsorberá, provocando la pérdida tanto de altura como de anchura ósea.

Aquellos pacientes que han permanecido sin dientes durante un largo periodo de tiempo, podrían tener serias complicaciones para la colocación de implantes convencionales, debido a la reabsorción, encontrando la única solución en los implantes zigomáticos.

¿Cuándo utilizar un implante zigomático?

Un implante zigomático se utiliza en aquellos pacientes que no disponen de la cantidad de hueso maxilar suficiente, como para poder llevar unos implantes convencionales. En este tipo de pacientes la reabsorción ha sido tan pronunciada, que las técnicas de regeneración ósea no garantizan resultados.

A diferencia de los convencionales, que se colocan directamente sobre el maxilar, los implantes zigomáticos van fijados en dirección diagonal, sobre el hueso cigomático, que es el arco óseo de la zona de las mejillas.

Por esta razón los implantes cigomáticos, como también se les puede llamar, tienen una longitud de entre 35 y 55 mm, siendo mucho más largos que los implantes dentales habituales, que acostumbran a tener una longitud máxima de 18mm.

Características de los implantes cigomáticos

Los implantes zigomáticos se caracterizan por su complejidad, y también porque están considerados como implantes invasivos. Esto hace que este tipo de implantes únicamente se utilicen cuando hay que llevar a cabo una completa rehabilitación de la arcada superior, en aquellos pacientes que han sufrido una importante pérdida de hueso en el maxilar.

Los pacientes que más recurren a este tipo de implantes cigomáticos, son personas de avanzada edad que por debidas circunstancias, llevan muchos años sin dientes.

Los resultados que ofrece un implante zigomático son muy positivos, gracias a que el hueso cigomático cuenta con una superficie que favorece tanto el anclaje como la osteointegración del implante.

¿Cómo colocar implantes zigomáticos?

Habitualmente, el proceso de colocación de implantes cigomáticos se caracteriza por la colocación de dos implantes de este tipo, combinados con entre dos y cuatro implantes convencionales. Hay casos en los que también se procede a colocar cuatro implantes cigomáticos directamente, cuando la reabsorción del maxilar es muy pronunciada.

Para su colocación únicamente se precisa de anestesia local, aunque en determinados pacientes, es recomendable aplicar sedación consciente.

Este tipo de implantes permiten cargar la prótesis de forma inmediata, reduciendo de esta forma el tiempo de espera del paciente.

Principales ventajas de los implantes zigomáticos

  • No precisan de cirugías completas para su implantación.
  • Coronas o fundas dentales pueden instalarse de manera inmediata.
  • Gran durabilidad y resistencia.
  • El postoperatorio apenas provoca molestias, permitiendo llevar una vida normal desde el primer momento.

Si quieres más información sobre los implantes zigomáticos, acércate a nuestra clínica dental en Granada y pide cita. Recibirás asesoramiento personalizado por nuestro equipo de expertos especializados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información