Se me ve el tornillo del implante dental. ¿Qué hago?

Publicado por acuabitadmin el 3/01/2020. Categoría: Blog, Implantes Dentales

 

¿Te han colocado un implante dental y se te ve el tornillo? Este es un problema poco habitual, que puede darse por diferentes razones en función de cada paciente que a continuación te vamos a contar.

El principal problema de verse el tornillo de un implante dental es meramente estético, afectando directamente a nuestra sonrisa. Si este es tu caso, toma nota porque a continuación te vamos a contar por qué se ve el tornillo de un implante dental y sus posibles soluciones.

¿Por qué puede verse el tornillo de un implante dental?

Periimplantitis

La periimplantitis es una de las principales razones por las que puede verse el tornillo de un implante dental, que es una patología que conlleva la pérdida del hueso que rodea al implante, provocando una retracción de las encías.

Recesión gingival

La recesión gingival también puede provocar este problema, que consiste en un proceso en el que las encías se retraen, y dejan al descubierto la raíz del diente o, en caso de los implantes, la parte superior del tornillo, que ya no está oculto bajo la encía.

Atrofia de los tejidos

Otra de las razones más habituales es la atrofia de los tejidos con el paso del tiempo. Cuando esto ocurre, en algunos casos, en función de la posición del implante, de la reabsorción ósea del paciente y el biotipo gingival, es posible que se vea parte del implante colocado.

Esto únicamente se da cuando los implantes se han colocado hace mucho tiempo. En caso de que el implante se te hubiera colocado recientemente, se debería a otro problema diferente.

Soluciones para evitar que se vea el tornillo de un implante dental

Una vez conocemos las causas, vamos a analizar las diferentes soluciones para evitar que se vea el tornillo de un implante dental, y que este problema pueda avanzar más de lo debido.

En caso de que se vea el tornillo de tu implante dental, debes acudir al dentista lo antes posible para ponerle solución en función de del problema que lo haya provocado. El dentista deberá valorar la causa y buscar la mejor solución para cada caso.

Si el tornillo se ve por periimplantitis hay que abordar el problema rápidamente, ya que de lo contrario se correría el riesgo de que pudiera caerse el implante, llegando a provocar una infección.

Aunque dependerá de la gravedad de la afección, lo primero es realizar una limpieza dental y posteriormente, evaluar y corregir los factores de riesgo del paciente.

Si por el contrario se debe a una recesión gingival, habría que limpiar la zona y esperar a que se recupere correctamente. En los casos más graves, sería posible tener que retirar el implante, reconstruyendo el tejido mediante un injerto gingival o el uso de membranas artificiales.

Pasado un tiempo, habría que evaluar si se puede volver a colocar el implante, o si por el contrario habría que hacer una regeneración ósea.

En cambio, si el problema se debe a la atrofia de los tejidos por el paso del tiempo, la posibilidad de cubrir el implante dependerá si afecta a una zona estética o no.

Si no afecta a nivel estético, se podría pulir el tornillo para conseguir que la parte expuesta al medio oral sea lisa. Y en caso de afectar a una zona estética, podría llevarse a cabo un abordaje regenerativo, cubriendo el implante con un hueso sintético o injertos en la encía.

Conclusión

En caso de que se vea el tornillo de un implante dental, pide cita en nuestra clínica dental en Granada y te atenderemos de forma personalizada, buscando la mejor solución posible. Ponte en contacto con nosotros sin compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información