Muelas del juicio: ¿Antes o después de la ortodoncia?

Publicado por acuabit el 8/01/2018. Categoría: Blog, Ortodoncia Estética

Si en breve te sometes a un tratamiento de ortodoncia, es habitual dudar sobre cuándo es el momento idóneo para la extracción de las muelas de juicio. Aunque en muchos casos estas piezas dentales no representan amenazas ni molestias, serán los especialistas en odontología los que determinarán tras los estudios realizados al paciente si la extracción es recomendable o no para evitar cualquier movimiento ortodóncico.

La odontología avanza con la máxima rapidez y esa evolución se observa en el cambio de decisiones durante el tratamiento de odontología. Por ejemplo, hace años antes de iniciar este proceso era necesario extraer las muelas del juicio, ante la creencia a que ocasionaran movimientos en la dentadura del paciente. Sin embargo, estudios recientes no han podido corroborar que este hecho se produzca.

Los especialistas en odontología recomiendan que, siempre que sea posible, se tratará de mantener las muelas del juicio durante el tratamiento odontológico, dado que esas piezas dentales pueden servir de anclaje para mover el resto de dientes.

No obstante, si el profesional examina el caso y observa que las muelas de juicio cuentan con cuadros infecciones o producen molestias, aconsejará su extracción previa al tratamiento con brackets.

Principales razones para extraer las muelas del juicio con ortodoncia

  1. Casos de periodontitis: Si el paciente presenta inflamación o infección en las encías causada por las toxinas acumuladas alrededor de las muelas del juicio. Esta enfermedad agravaría el caso, provocando la inflamación y sangrado de las encías, de ahí su extracción.
  2. Caries: Si la muela del juicio presenta caries y erosión en el esmalte de los dientes, el mejor momento para retirarla será antes del tratamiento de ortodoncia.
  3. Acumulación de pus o abscesos producida por una infección bacteriana. La dificultad de limpieza de las muelas del juicio provoca retención en la placa, generando pus en las encías.
  4. Quistes o tumores beningnos: Se trata de un problema dental poco frecuente pero, en caso de presentarse, las muelas del juicio deben ser extraídas antes de la ortodoncia.

Beneficios que quitar las muelas del juicio

Evita enfermedades de corazón

Más allá de la mejora dental, la extracción de las muelas del juicio previene las infecciones producidas por la periodontitits. Si esa pieza dental no se quitara, las bacterias circularían por la sangre, ocasionando problemas cardíacos o sepsis. Por tanto, su eliminación es una excelente decisión para combatir posibles infecciones que deriven en mayores consecuencias.

Menos riesgos para enfermos de diabetes

Una infección en las encías aumenta los niveles de azúcar en la boca, circunstancia que se agrava en personas diabéticas. En esta situación, su boca generaría bacterias perjudicando la salud de las encías. Por estos dos motivos, su salud se vería mermada.

Mejora la alineación dental

Al reducir el número de piezas dentales durante un tratamiento de ortodoncia se evita que los dientes se monten unos sobre otros, favoreciendo su perfecto alineamiento. Además, el paciente eliminará cualquier rastro de molestia o dificultad para hablar o masticar.

Tras tratar las principales ventajas de extraer las muelas del juicio en pacientes con ortodoncia, el especialista tendrá la última palabra tras los análisis y pruebas realizadas, las cuales le ayudarán a decidir si finalmente la eliminación es la mejor decisión para un tratamiento con brackets. Consulta a tu ortodoncista porque él conoce qué es lo mejor para cuidar tu sonrisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer a nuestros visitantes una forma más cómoda y eficiente a la hora de navegar por nuestro sitio web.
Al utilizar nuestro sitio web acepta el uso de cookies. Entendido Más información